Loading...

Translate

domingo, 29 de marzo de 2015

Armando, un buen amigo y un gran cocinero

Hola a todos los seguidores de la web

Esta semana, fue una gran semana para mi, estuve de viaje a Bruselas donde encontré grandes oportunidades para Wagyu Ibérico. Disfrute una barbaridad, pensé que no podría ocurrir nada para cambiarla.

Desgraciadamente el viernes por la tarde recibí una muy dura llamada, creo que debe ser de las mas impactantes de mi vida.

Un muy buen amigo, una gran persona, de esos que se visten por los pies. Falleció el jueves en un accidente. Y me lo tuvo que decir su padre, otra gran persona y amigo.

Por culpa de Armando, gracias a él, y sus consejos consiguió darme confianza de que lo que estábamos haciendo del wagyu es algo importante. Creyó en nuestro proyecto desde el primer momento, me acuerdo cuando lo conocí, cuando me lo presento su padre, en el camping del Borbollón. Desde el minuto cero aposto por mi y por lo que estaba haciendo.

Era un cocinero afincado en Sevilla, que iba a emprender y abrir un restaurante en Sevilla. Conociéndole, un restaurante que nada iba a envidiar a ninguno de los mejores. Era metódico en sus procesos, le gustaba ver como innovar dentro de la cocina. Creo que lo hubiera conseguido, por que capacidad y ganas tenía, que son las mas importantes de las características de un emprendedor. Ya lo hizo en Barcelona, y lo iba a conseguir en Sevilla.

Se ofreció en ayudarme a dar a conocer el Wagyu Ibérico. Me llevo de su mano a presentarme a varios de sus amigos.

En Barcelona, me enseño la panadería de un buen amigo suyo, un pan de los de siempre, me explicaron como hacían la masa madre. Me regalaron un pan que me duro toda la semana, con pena cuando se termino. Una cervecería donde se veía como se hacía la cerveza. Los proyectos que había en Barcelona de restaurantes y bares. Me llevo de su mano al hotel Mandarín, me presento a su gran amigo Ismael Alonso (executive chef del Hotel Mandarín).

También fuimos a Marbella a ver a Dani García, la última vez que hablamos, comentamos de él, por que había colaborado con McDonald´s para la McExtrem Bibo. Pero antes de verle, me llevo a comer la mejor porra que había desayunado en la vida, en la parte antigua de Marbella, que existe, al lado del ayuntamiento. Espectacular Armando, te lo dije y te lo repito, estés donde estés.

No pudo acompañarme a Cordoba, por que estaba a punto de ser papa por segunda vez.

Pero puedo decir que ha sido un pilar muy importante en nuestro proyecto de Wagyu Ibérico, y que es una gran perdida para este proyecto, pero sobre todo de forma personal para mi.

Se que estarás disfrutando haciendo pan, asados a baja temperatura y experimentando con todo tipo de productos.

Cuídate y hasta siempre Armando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario